Ida – Eñe A2 – 5 – ¡Qué cumpleaños!

El 9 de septiembre tuve mi 60 cumpleaños. Ese fue un día muy agotador. Por la tarde, unas amigas vinieron a visitarme.

Irónicamente, en ese día, no tuvimos una gota de agua en la casa, de 8:15 h a 20.45 h. No sabemos por qué, ocurrió inesperadamente durante los trabajos de construcción en la calle. Por la noche vino toda la familia. Fue un poco complicado porque tuve que cocinar con agua mineral. Sin embargo, tuvimos una noche maravillosa.

Mi hermana me invitó a un fin de semana. No sabía a dónde ibamos. El viernes por la noche le dije a mi marido, que supongo que vamos a tomar el coche hasta el hotel. Tenía que saber cómo empacar. Se quedó avergonzado, pero era una sorpresa de mi hermana. Dijo que no, que no puedo conducir al hotel. Le pregunté más, si vamos a viajar en tren o en barco. No sabía que decir. De repente, la idea me vino, tal vez, en avión. Mi marido llamó a mi hermana. Comprendió que lo necesitaba saber. Más tarde me dijo, que tenía que empacar para viajar en avión, posible, el equipaje de mano solo. ¡Eso es una gran diferencia! Ahora sabía, que viajamos en avión pero no sabía a dónde íbamos. El viernes a las 6 de la mañana cogimos el coche hasta el aeropuerto de Zúrich. Por la noche, mi marido había impreso los pases de abordar. Así que tuvimos solo que pasar por los controles de seguridad y luego ir directamente a la puerta. Que se fue muy rápido. Solo en la puerta, vi que íbamos a ir a Viena. ¡La sorpresa fue grande!

Visitamos el centro de la ciudad con sus hermosos edificios, el palacio de “Schönbrunn”, el Palacio Belvedere y mucho más. El sábado por la noche asistimos a un concierto en el Palacio de la Bolsa de Viena. Había obras de Mozart y Strauss acompañadas por bailarines de ballet. Fue fantástico.

Después del concierto nos fuimos a comer a un restaurante en el “Naschmarkt”. Este mercado estaba a solo 3 miniutos a pie de nuestro hotel. Nuestro hotel, el hotel Beethoven, era muy céntrico en la plaza “Karlsplatz”. De la plaza podíamos tomar todas las lineas del metro. Para viajar al aeropuerto, tuvimos que cambiar en la estación “Wien Mitte” desde el metro hasta el tren. Al aeropuerto hicimos unas 3/4 horas y era muy barato.

Pasamos un maravilloso fin de semana en Viena.

¡Viena merece una visita!

Über leticianoser

Enseñar mi idioma es mi profesión y mi afición.
Dieser Beitrag wurde unter Deberes Nivel A1 veröffentlicht. Setze ein Lesezeichen auf den Permalink.

Schreibe einen Kommentar

Trage deine Daten unten ein oder klicke ein Icon um dich einzuloggen:

WordPress.com-Logo

Du kommentierst mit Deinem WordPress.com-Konto. Abmelden / Ändern )

Twitter-Bild

Du kommentierst mit Deinem Twitter-Konto. Abmelden / Ändern )

Facebook-Foto

Du kommentierst mit Deinem Facebook-Konto. Abmelden / Ändern )

Google+ Foto

Du kommentierst mit Deinem Google+-Konto. Abmelden / Ändern )

Verbinde mit %s